IDIOMAS EN FAMILIA: COMO AYUDAR A TUS HIJOS II

Date: 24/04/2018 Posted by: funfam In: Consejos, En Familia

Introducir otro idioma en casa no es una decisión que se pueda tomar a la ligera. Lo primero que debéis tener claro es que supone un gran esfuerzo, especialmente si no se es nativo, por lo que es necesario una actitud positiva, fuerza de voluntad y mucha motivación pero también un buen plan, pensado, documentado y comunicado a quienes nos rodean.

Si en Idiomas en familia: como ayudar a tus hijos I os contamos la teoría de como podéis ayudar a vuestros hijos a vivir y apreciar otros idiomas, en esta entrada vamos a hablaros de aspectos mas concretos sobre los que debéis reflexionar antes de embarcaros en un proyecto de este tipo.

 

 

QUE TIENE QUE RECOGER NUESTRO PLAN

 

Un buen plan tiene que estar adaptado a las características de cada familia y de cada uno de sus miembros: las habilidades, aficiones, circunstancias, necesidades y peculiaridades de cada miembro de la unidad familiar van a repercutir en el éxito del proyecto de practicar idiomas en familia por lo que han de estar siempre presentes mientras trabajáis en cada una de las partes del plan:

  • Objetivo a alcanzar
  • Recursos
  • Tiempo disponible
  • Método a seguir
  • Acciones que queréis/podéis llevar a cabo
  • Estrategia a seguir

Todos estos aspectos configurarán vuestro plan familiar, que es recomendable que lo tengáis por escrito y lo vayáis revisando periódicamente para ir ajustándolo a vuestros avances y necesidades, ¡tanto de niños como de adultos!

OBJETIVO A ALCANZAR

Lo primero que debéis tener claro es el objetivo que perseguís con este proyecto:

  • mejorar resultados académicos
  • prepararos para un viaje al extranjero
  • crear una actitud positiva hacia los idiomas y otras culturas
  • apoyarles y darles confianza a la hora de expresarse en otros idiomas
  • lograr que sean bilingüe…

No todos perseguimos el mismo objetivo cuando nos planteamos un proyecto de estas características, unos podemos pensar que ser bilingüe va a ser positivo para el futuro laboral y profesional de nuestros hijos, mientras que otros podemos estar más interesados en generar actitudes positivas hacia otros idiomas y culturas.

El tener claro el objetivo que perseguimos nos hará mucho más fácil seleccionar la metodología que vamos a emplear y las actividades que queremos desarrollar en otro idioma, seleccionar una academia o profesor, los recursos que emplear o los lugares a los que viajar.

METAS

Las metas son los pasos que vamos dando y que nos van acercando hacia nuestro objetivo.

Por ejemplo, si nuestro objetivo es aprender algo de italiano antes de ir de vacaciones en verano entre nuestra metas estaría: situar el país y los lugares que vamos a visitar geográficamente, aprender como saludar, despedirse y dar las gracias, aprender a hacer preguntas básicas, investigar sobre su gastronomía, etc.

 

Cualquier lugar, cualquier actividad son una oportunidad para practicar y aprender idiomas en familia. Por eso es bueno reflexionar sobre vuestras rutinas y actividades favoritas.

 

RECURSOS

Para abordar un proyecto de bilingüismo tenemos que reflexionar sobre los recursos con los que contamos. Cuando hablamos de recursos los englobamos en cuatro tipos:

  • económicos
  • humanos
  • materiales
  • temporales

1. RECURSOS ECONÓMICOS

No nos vamos a engañar, un proyecto de bilingüismo requiere de dinero, mas cuanto con menos recursos humanos, materiales y personales contemos: colegio, au-pair, profesores particulares, academias, estancias en el extranjero,…Sin embargo, el dinero no lo es todo y con voluntad, motivación y una buena planificación podemos crear un buen plan adaptado a nuestros recursos económicos y nuestros objetivos.

2. RECURSOS HUMANOS

Los recursos humanos incluyen tanto a los progenitores como a todas las personas de vuestro entorno que deben conocer el proyecto que lleváis a cabo, incluyendo a los profesores. Todos pueden contribuir al éxito del plan simplemente con una actitud positiva hacia otros idiomas y culturas.

Es importante tener claro quien va a dirigirse a los niños en la lengua objetivo y que sea consistente, pero también lo es saber qué podrían aportar otras personas cercanas. Es posible que tu primo viva en el extranjero y podáis hablar con el por skype o escribiros postales con sus hijos, que tu vecina sea profesora de inglés o que tus hijos jueguen en el parque con niños procedentes de otro país, todo suma.

3. RECURSOS MATERIALES

Cuentos y libros, juegos, el catálogo de la biblioteca del barrio, la programación cultural y de tiempo libre de vuestra ciudad, sus películas y series favoritas, programas de radio, podcasts, música, vídeo recetas, blogs y videoblogs, webs sobre temas que les interesen,… Cada vez es más sencillo acceder a recursos materiales en otros idiomas y que puedan servir de inspiración para vuestro proyecto. Solo necesitas hacer una lista de donde puedes encontrarlos en tu pueblo, ciudad o barrio y tus favoritos en Internet.

4. RECURSOS TEMPORALES y ESPACIALES

¿Cuánto tiempo queremos dedicarle? ¿Cuánto tiempo tenemos disponible? ¿En qué lugares?

A la hora de planificar nuestro plan tenemos que reflexionar sobre el tiempo que pasamos juntos, qué hacemos juntos y si introducir un segundo idioma nos va a cambiar nuestras rutinas.

En casa, el parque, por la calle, el supermercado, en el museo,… dependiendo de la estrategia que queráis llevar y las actividades que hagáis va a suponer hablar en público en otro idioma ¿afecta esto en algo a tu plan?

ANALIZAR PUNTOS FUERTES Y DÉBILES

El DAFO (SWOT por sus siglas en inglés) es una herramienta muy eficaz para ayudarnos a planificar, ya que nos permite identificar las debilidades y fortalezas que tenemos y nos ayuda a ver en que podemos mejorar o como podemos suplir las carencias. El DAFO nos ayudará a ver si contamos con los recursos suficientes para alcanzar nuestro objetivo y metas y, además, nos servirá para reorientar nuestra estrategia y establecer los pasos que iremos siguiendo.

ESTRATEGIA A SEGUIR E IMPLEMENTACIÓN

En el anterior post  os introdujimos las diferentes estrategias que se emplean en proyectos de bilingüismo en casa. Una vez hayáis marcado vuestros objetivos, reconocido los recursos con los que podéis contar y analizado vuestros puntos fuertes y débiles, contaréis con la información suficiente para decidir sobre la estrategia que vais a seguir y cómo implementarla:

  • Empezar de golpe o avanzar progresivamente mientras se adquiere confianza.
  • Elegir las rutinas y momentos de vuestro tiempo en común en los que vais a aplicar vuestro plan (en caso de decantaros por Time and Place)
  • Cómo hacerlo y el papel de cada uno.

¿Cuándo empezar? Cuanto antes mejor, los bebés son capaces de distinguir fonemas de todos los idiomas, interiorizan palabras nuevas e identifican en qué idioma le habla cada uno.

 

 

ACCIONES

En este apartado recogeréis las actividades que vais a llevar a cabo para alcanzar metas y objetivos:

  • Ver películas y dibujos animados en la versión original
  • Jugar ( y que juegos emplearéis)
  • Cocinar
  • Leer cuentos
  • Hacer manualidades, …

CALENDARIO

Es importante que planifiquéis las actividades que vais a hacer. De esta manera, os resultará más sencillo seguir con el plan y no abandonar.

REVISAR

No olvidéis revisar vuestro plan periódicamente para ver los avances que hacéis, ver cuál es el siguiente paso que tenéis que dar, añadir o cambiar acciones que no funcionan, así como modificar objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apúntate a nuestra newsletter

¡Me apunto!

Encuéntranos en

Escucha nuestra selección musical

Descubre nuestro Pinterest

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies