como motivar a tus hijos para que apredan idiomas

Como motivar a tus hijos para que aprendan un nuevo idioma

Date: 21/09/2016 Posted by: funfam In: Consejos, Idiomas

Si somos capaces de generar en nuestros hijos desde la niñez la curiosidad y el interés por otras lenguas y culturas, les estamos abriendo la puerta a un futuro global lleno de oportunidades.

¡Bienvenidos al blog de Fun Fam! Por fin abrimos esta ventana a través de la cual os queremos transmitir nuestro amor por los idiomas y la cultura y daros ideas sobre cómo incorporarlos a vuestro tiempo en familia de una manera divertida y enriquecedora para todos.

Con el curso escolar recién estrenado, hemos pensado que algunas ideas para crear actitudes positivas hacia los idiomas en los niños sería un buen tema para comenzar.

En España está muy extendida la creencia de que no se nos dan bien los idiomas (Spain is different dicen por ahí) pero nada más lejos de la realidad, no hay ningún factor genético que como país haga que seamos unos negados, todo lo contrario, son este tipo de creencias limitantes las que crean barreras y dificultan el aprendizaje, junto con un sistema de enseñanza que aún tiene mucho que pulir.

En Fun Fam defendemos el papel activo de la familia en la educación y, en concreto, en el aprendizaje de idiomas y el acercamiento a otras culturas. Los niños admiran a sus padres, sois el espejo en el que se miran y quieren parecerse a vosotros, por lo que vuestras palabras, acciones y actitudes tienen un enorme impacto en ellos.

En tu mano está crear interés, curiosidad y ganas de aprender otros idiomas y conocer otras culturas. Aunque no hables esa lengua y creas no poder ayudar directamente, abrirles la puerta a un futuro global lleno de oportunidades está en tu mano.

¿Cómo puedes motivar a tus hijos para que aprendan un nuevo idioma?

Adopta una actitud positiva hacia el idioma objetivo

Puede que tu experiencia personal con ese idioma haya sido complicada, que tengas malos recuerdos de él en tu etapa escolar, no lo consideres útil o tengas experiencias negativas con nativos de esa lengua, pero evita transmitirles esa negatividad.

Permíteles crear sus propias impresiones y facilita que sean positivas, no le cuentes lo mal que lo pasabas en el colegio, ni estereotipos negativos sobre esa lengua y sus hablantes, o menosprecies su importancia.

Si les transmites negatividad, se enfrentarán a lo que sea con prejuicios que le limitarán. Deja que creen sus propias impresiones y facilita que sean positivas.

Aproximaros a la cultura de algún/os país/es en los que se hable esa lengua

Una buena manera de crear sensaciones positivas hacia una lengua es aprender algo sobre los países y la cultura relacionada con ese idioma. Hay muchos recursos que podéis emplear:

  • Los mapas son una buena introducción. Podéis localizar países en los que se hable esa lengua y plantearos preguntas: ¿son grandes? ¿pequeños? ¿cuántas personas hablan ese idioma en el mundo? ¿conocéis a alguien que viva o provenga de alguno de esos países?
  • Internet es una puerta abierta al mundo y una fuente inagotable de información, usadlo para investigar sobre la cultura, tradiciones, deportes o arte de los países que os interesen.
  • La gastronomía de un país es una gran muestra de su cultura, atreveros a probarla, bien en algún restaurante  o, mejor aún, preparando vosotros mismos algún plato típico.
  • Las pelis y documentales también son un recurso excelente con los que podemos aprender sobre costumbres y tradiciones, geografía, flora y fauna, sus ciudades o deportes.
  • La música es otro recurso muy útil, rastread cantantes famosos del país o canciones tradicionales para niños.

Las posibilidades son infinitas, seguro que encuentras algo que podáis disfrutar juntos y que esté relacionado con vuestras aficiones.

Involúcrate

Pregúntales que están aprendiendo en clase y muéstrate interesado. Para los niños es muy estimulante el explicar a un adulto algo que este no conoce, a ellos también les gusta enseñar: pregunta como se dice algo y si no lo saben podéis buscarlo juntos en el diccionario e investigar cómo se pronuncia.

Habla con su profesor no solo sobre sus progresos sino también sobre cómo le puedes ayudar, ellos te podrán orientar y recomendar materiales que vayan en línea con el contenido que están tratando en clase y con las flaquezas que ellos hayan detectado en clase.

Haz amigos extranjeros

La mejor manera de acercarse a un idioma es con personas nativas que os puedan hablar sobre su país y cultura. Si tienes la suerte de conocer alguno, aprovechadlo y quedad para hablar sobre su país, practicar el idioma o probar algún plato típico.

No siempre tenemos esa suerte pero quizás en vuestro lugar de residencia podáis encontrar alguna asociación o entidad que difunda su cultura o idioma.

Conviértete en un ejemplo a seguir

Si conoces el idioma que está aprendiendo, podéis practicar juntos.

Aprender idiomas requiere esfuerzo y tiempo, cuéntales cuando empezaste a estudiarlo, por qué y cómo te ha resultado útil para viajar, conocer gente o en tu trabajo.

Si no te es conocido o tu nivel crees que es muy bajo, quizás sea un buen momento para que tú también te pongas a ello. Hay muchas maneras de empezar a aprender un idioma, aparte de las clases (para las que es muy posible que no tengas tiempo). En la actualidad los recursos son infinitos y las situaciones en las que puedes aprender muy variadas si aprovechas esos tiempos muertos que tenemos a lo largo del día: escuchar radios extranjeras o descargar podcast que puedas escuchar en tu trayecto al trabajo, emplear aplicaciones en el móvil o la tablet en vez de cotillear en Facebook, ver las películas en versión original, aprenderte la letra de canciones que os gusten…

Todo suma, todo aporta y a ellos les puede ayudar ver cómo también tú te esfuerzas por aprender.

Sé realista

Aprender un idioma no es tarea fácil. Sabrás por experiencia que requiere tiempo y constancia.

No esperes resultados inmediatos ni que tras un año de clases puedan tener conversaciones en esa lengua.

Procura no enfadarte ni desesperarte porque saque malas notas o cometa siempre los mismos errores porque eso le puede llevar al rechazo y la frustración. Cada persona tiene sus tiempos y todo lo aprendido llegará un momento en que dé sus frutos.

Participad en actividades en las que os acerquéis a la cultura del país

Introducir los idiomas en vuestro tiempo de ocio es muy sencillo. Cada vez más centros de idiomas y colegios ofrecen actividades de inmersión y sitios como museos o centros creativos empiezan a contar con actividades en idiomas.

Si el inglés es vuestro objetivo y vivís en Zaragoza, podéis probar las actividades que organizamos para practicar idiomas y acercarnos a otras culturas.

Viajar

Hemos dejado los viajes en último lugar porque la inmersión total es el mejor método, nos expone a situaciones reales en las que no podemos evitar tener que emplear la lengua del país. Sin embargo, también puede ser el más complicado, no siempre tenemos la oportunidad de hacerlo, pero si lo planeamos con tiempo, podremos ahorrar, rastrear ofertas y opciones más económicas y es un objetivo futuro que puede ser un gran motivador para aprender.

Tenemos un tablero en nuestro Pinterest dedicado a los viajes en el que encontraréis trucos y consejos para viajar en familia.

Los idiomas son fundamentales en el mundo actual, ayuda a tus hijos a tener experiencias positivas con ellos y a encontrar su motivación para que pasen de ser una obligación a una diversión.

¿Cómo les ayudas tú? ¿Nos lo cuentas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura e idiomas en familia

Encuéntranos en

Escucha nuestra selección musical

Descubre nuestro Pinterest

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies