Como practicar idiomas en el museo

Como practicar idiomas en el museo

Date: 19/05/2017 Posted by: funfam In: En Familia

Los museos son espacios con enormes posibilidades que podemos disfrutar de muchas maneras diferentes, siempre que respetemos las normas del espacio.

Son muchas las razones por las que visitar un museo en familia es una buena idea:

  • Estimulan la curiosidad y la creatividad.
  • Se dedican a diferentes temas y disciplinas.
  • Contribuyen a desarrollar el pensamiento crítico.
  • Muestran otras formas de vivir, en otro tiempo o lugar.

Fun Fam y los museos

Fun Fam nació con un pie en los museos por sus grandes posibilidades educativas ¿por qué no probar entonces con los idiomas?

  • Los museos son un buen lugar donde aprender/practicar idiomas porque están llenos de objetos y espacios con diferentes nombres.
  • Podemos profundizar en vocabulario y expresiones de diferentes temas, solo tenemos que escoger el museo adecuado.
  • Nos permiten acercarnos a culturas de diferentes países.

“How to be an explorer”, en el Museo de Zaragoza, fue la primera actividad de Fun Fam y a esta le siguió “Art in Colour” en el IAACC Pablo Serrano. Con estas actividades probamos nuestras ideas, exploramos los museos, buscamos en sus cuadros, practicamos inglés, nos divertimos y creamos un marco adecuado para la interacción en inglés entre padres e hijos.

Los museos y los idiomas

No hemos sido los únicos que han percibido las oportunidades que los museos ofrecen para el aprendizaje de idiomas. En Londres, practicamente todos los museos cuentan con programas para estudiantes de inglés, como el British Museum. En España, algunos museos como el Thyssen-Bornemisza en Madrid cuentan actividades en inglés para familias.
Sin embargo, no es necesario que el espacio cuente con una actividad específica, nosotros podemos transformar una simple visita al museo en un misión de exploración por medio de sencillos juegos y actividades.

¿Cómo lo hacemos?

Para que una visita al museo se transforme en una actividad en inglés en familia tenemos que crear expectación e ir preparados: saber que es lo que hay en el museo de antemano empleando la web, explicarle a los niños donde vamos y lo que vamos a ver, seleccionar lo que más os interesa ver son actividades que podemos realizar antes de la visita para que los niños ya sepan lo que van a hacer y así vencer alguna reticencia que pueda haber.
Una vez en el museo, en vez de recorrer las salas observando los objetos expuestos, la visita se puede transformar en algo mucho más divertido si lo transformamos en juego, aquí os proponemos 3 muy sencillos que podéis probar:

  • El plano del museo puede transformarse en un reto de orientación ¿cómo llegamos hasta la sala X en la que está lo que queremos ver? Es una buena actividad si están aprendiendo o ya saben como dar direcciones.
  • Hacer una caza del tesoro. Antes de acudir al museo podéis preparar unas hojas para un scavenger hunt en el que tengan que buscar entre los objetos expuestos unos elementos concretos. Lo podéis adaptar a lo que estén estudiando en ese momento, por ejemplo buscar colores, prendas de ropa, animales, diferentes rasgos físicos en las personas,… o hacerlo más general.
  • I spy. Uno de vosotros escoge un cuadro u objeto de la sala y los demás por medio de preguntas, que se respondan con sí o no, tienen que adivinar de cuál se trata. “Is it big or small?, is it a painting or a sculpture?, is there any man or woman on it?…”

Todos estos juegos pueden realizarse en cualquier idioma y los podemos realizar en el museo incluso sin el objetivo de practicar idiomas, simplemente para disfrutar de estos espacios de una manera que divierta a los niños.

Algunos consejos

  • Planificar la visita escogiendo los espacios o los objetos que más nos interesan.  Visitar un museo al completo es muy cansado y los niños al final se aburrirán y se querrán marchar, es mejor ir con un plan y todo lo que veamos que despierte interés guardarlo para otra visita.
  • Consultar las actividades didácticas y recursos para familias con que cuentan. Hay museos con audioguías especiales para niños que pueden ser un recurso excelente.
  • No intentar ver todo el museo, y menos si no tenéis costumbre, intentad no sobrepasad la hora para no cansaros.
  • Respetar las normas del museo, son espacios públicos que tenemos que cuidar entre todos. Hay que dejar muy claro aquello que debemos evitar mientras estemos allí: correr, hablar alto, tocar, hacer fotos (informaros bien de la política con las fotos), comer y beber en las salas.

Enjoy the museums!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura e idiomas en familia

Encuéntranos en

Apúntate a nuestro boletín

Escucha nuestra selección musical

Descubre nuestro Pinterest

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies